Color analysis in architecture, 2017

Architecture essay

Academic. Four months.
Escola Técnica Superior d'Arquitectura del Valles.
Composition III: Miguel Usandizaga.
Individual


The subject of study in this essay is color in architecture and decoration. Color can be used to promote, highlight, conceal or hide; to create an exciting or calm feeling; to change the sensation of temperature, size, depth or weight, and arouse feelings. 

The text shows these spatial qualities of architecture from a concrete example: The Paimio santatorium of tuberculous made by Alvar Aalto and built between 1928 and 1933.


[text in spanish]

El sanatorio de Paimio de Aalto se construye en una época en la cual la tuberculosis se había esparcido en Finlandia después de la primera guerra mundial, la cual propago la necesidad de la creación de hospitales para tratar la enfermedad. La arquitectura del sanatorio antituberculoso pulmonar se convierte en síntesis y emblema del período de entreguerras, y sus características se trasladarán posteriormente en la vivienda moderna y al resto de programas, sentando así unas nuevas bases para la arquitectura científica y racional característica de esta época.

El sanatorio de tuberculosos de Paimio muestra una dualidad entre la tradición y la influencia de otros edificios de la época, y con la innovación. Estos contrastes se pueden ver en la composición, siendo esta simétrica y asimétrica al mismo tiempo. Por ejemplo, se puede observar esta dualidad en el patio de entrada, siendo este un patio simétrico e íntimo en la entrada principal, mientras que las masas de la construcción que están distribuidas de forma asimétrica, como parte de la naturaleza, por el terreno.

Alvar Aalto (1951) explica que “antes de hacer el Sanatorio de Paimio, caí enfermo y tuve que permanecer durante tres años en un hospital. Ese edificio estaba pensado por hombre en posición vertical, los cuales no tenían en consideración a los hombres en forzosa posición horizontal que iban a alojarse en él.” (Alvar Aalto, 1951) [1]. El arquitecto pone el ejemplo de una lampara de su habitación de la cual pregunta “¿Saben qué tortura supone la diaria contemplación desde la cama de la luz de la lampara? Para una persona sana, esto pasa inadvertido; pero para un enfermo, constituye una tremenda tortura” (Alvar Aalto, 1951) [1]. Con estas reflexiones, Alvar Aalto expresa la necesidad de humanizar la arquitectura, y por ello el uso adecuado del color en el entorno es clave para la estimulación positiva y adecuada del espacio. El uso de ciertos colores aporta a los pacientes sentimientos más positivos y consigue debilitar la sensación institucional del espacio.

El uso del color y su deliberada relación con el paisaje, alejan al sanatorio de Aalto en Paimio del frio pragmatismo racionalista y lo acerca a una dimensión más humana, convirtiéndolo así en una piedra angular en la historia de los recintos hospitalarios, siendo así influencia de futuros hospitales.

La constante preocupación de Alvar Aalto por el bienestar físico y psicológico del enfermo en el proyecto del sanatorio, incentiva a investigar sobre las repercusiones psicológicas del color en la arquitectura, obteniendo una serie de resultados que Aalto más tarde aplica al resto de sus construcciones arquitectónicas. Pues “para examinar cómo reaccionan los seres humanos ante las formas y la construcción, resulta útil para nuestro experimento emplear sobre todo a persona sensibles, como lo son los pacientes de un sanatorio” (Alvar Aalto, 1940) [2].

Para analizar el color del sanatorio hay que tener en cuenta tres espacios diferentes relacionados a partir del color. Estos espacios son el exterior del sanatorio, los espacios públicos o comunes y las habitaciones de los pacientes.

                                                                Imagen aérea del sanatorio de Paimio

El exterior del sanatorio de Aalto en Paimio presenta un color blanco constante en todo el volumen. El refulgente color blanco hace que, a pesar de la diferencia volumétrica de cada una de las diferentes partes del edificio y sus variaciones del tipo de huecos de sus frentes, todo el edificio se perciba como una misma unidad compacta y destaca dentro del entorno natural.

El enorme y rotundo lienzo blanco que, como es recurrente en la obra del arquitecto, en verano contrasta y dialoga con el verde bosque y el azul del cielo, mientras que en invierno se desmaterializa hasta desaparecer mimetizado con la inmensidad del bosque nevado.

La pintura blanca de los alzados responde en gran medida al racionalismo del estilo internacional. La relación entre la arquitectura sanitaria y la de las vanguardias es tan estrecha, que hasta el color blanco característico de la higiene del sanatorio o del hospital va a ser defendido por los grandes arquitectos del estilo internacional para cualquier arquitectura como apariencia verdadera. Le Corbusier describe este valor moral del blanco diciendo que “si la casa es completamente blanca, la forma de las cosas se recorta sin posibilidad de error (…). Ponga aquí cualquier cosa deshonesta o de mal gusto y le chocara inmediatamente al ojo. Es más bien una radiografía de la belleza, un tribunal de apelación permanente en juicio. Es el ojo de la verdad.” (Le Corbusier, 1925) [3].

                                    Ville Savoye, Le Courbusier    Weissenhof Estate, Le Corbusier

En estas dos imágenes podemos ver cómo Le Corbusier, uno de los máximos representantes del Estilo Internacional, utiliza el color blanco en la fachada de sus obras arquitectónicas.

Del exterior accedemos al interior del edificio por los espacios comunes i públicos del edificio. En los espacios públicos interiores, los colores son influencia del neo-plasticismo de los años veinte y treinta, con el uso del azul, el amarillo, el gris y el blanco. Estos colores generan un ambiente fresco y alegre, pero tranquilo.

La escalera se abre directamente al vestíbulo a través un espacio que se extiende a la izquierda del edificio en la que se filtra la luz del día por el este y el oeste. En las escaleras domina el color amarillo, siendo este visible en las huellas y las contrahuellas. El amarillo de estas refleja la luz con mayor calidez para acompañar el circuito por donde diariamente debían transitar los pacientes. El color junto a la sutilidad de la escalera, hace que cuando tienen luz en Finlandia, esta se desborde por todo el interior del edificio.

                                                            Escalera de circulación del sanatorio de Paimio

Un curioso detalle de color es el uso de un gris más oscuro rodeando el pasamanos de la escalera en la pared. Este detalle viene de la condición de higiene que tienen que mostrar los colores, por ello, una de las partes donde, por contacto de las manos con la pared, podría aportar una sensación de falta de higiene. El uso de un color más oscuro provoca que las posibles manchas producidas del contacto de los enfermos con la pared no sean perceptibles.

                                                                    Azul Paimio

El punto de relación entre las zonas comunes o públicas y las habitaciones son las puertas. El color de estas es un azul intenso, el cual ha pasado a ser designado como “Azul Paimio”.

Entre las zonas públicas y el interior de las habitaciones hay un fuerte contraste. Los colores de las habitaciones fueron más íntimos y tradicionales, siendo grises azulados y verdosos.

Las habitaciones del sanatorio de Alvar Aalto en Paimio tienen un carácter especial, ya que se trata de una habitación pensada para ser vivida en horizontal. Alvar Aalto en 1940 escribió: “Una habitación normal es una habitación pensada para una persona en posición vertical; la habitación del paciente es una habitación que ha de acoger a una persona en posición horizontal, y los colores, la iluminación, la calefacción, etc., deben ser diseñadas teniendo esto en cuenta. En la práctica esto significa que el techo debería ser más oscuro, de un color escogido especialmente por ser la única visión que tiene el paciente, postrado durante semanas y semanas (...) la luz artificial no puede llegar desde un plafón normal de techo, sino que la fuente principal de luz ha de estar fuera del ángulo de visión del paciente...” [2].

                                                                    Habitación sanatorio Paimio

Alvar Aalto tenía sus propias ideas acerca de los techos, ya que pensaba que estos tenían que ser del color del cielo, ya que como explico en una conferencia en el Colegio de Arquitectos de Madrid en 1951, “el techo, blanco, del hospital donde estuve enfermo era, asimismo, muy desagradable. En el sanatorio hicimos distintas pruebas de colores, hasta llegar a un gris verdoso, que fue el que se adoptó.” (Alvar Aalto, 1951) [1].

Como ya he mencionado, la habitual posición del enfermo tuberculoso dentro de la habitación, hace que cobre una especial importancia el plano del techo de la habitación, al ser la visión frontal del enfermo. En Paimio se pinta en un tono verde apagado casi gris, que contrasta con el amarillo utilizado en la escalera principal o el “azul Paimio” de las puertas de las propias habitaciones, igual que con la imagen exterior blanca y luminosa del sanatorio. Este contraste amplio las cualidades de la arquitectura, multiplicando en una única edificación, las experiencias que esta es capaz de transmitir. Una dualidad que, por otro lado, es habitual en las casas finlandesas, ya que “La casa finlandesa tiene que tener dos caras: una es la que está en relación directa con el entorno exterior, y la otra, la faz de invierno, que se evidencia en el diseño del interior tendente a enfatizar el calor de nuestros interiores” (Alvar Aalto, 1926) [4].

Las paredes de las habitaciones están pintadas de un color neutro mientras que el techo tiene este color un poco más oscuro. Así, el color de la habitación está girado, ya que, en lugar del habitual techo blanco y las paredes de color, Aalto dispone que sea la pared de los cabeceros de las camas las que se pinten de blanco, mientras que el techo adquiere un color relajante, ideal para el paciente que se encuentra en posición horizontal en la cama. Esta serenidad del color se repite con los materiales de acabado de las paredes. Frente la cama, las paredes duras; la pared del cabecero con un material acolchado que absorbe los ruidos de la habitación protegiendo de estos al paciente.

Entonces vemos como el color en el Sanatorio de Paimio es un elemento clave junto a la función, la estética y la tecnología utilizada para fomentar el bienestar y la recuperación de los pacientes de tuberculosis. En el hospital, la arquitectura moderna se mezcla con el cuidado del hombre consiguiendo así que el sanatorio de Aalto en Paimio favorezca a la salud de sus usuarios, aunque no sea capaz de producirla o generarla.

En este aspecto, el sanatorio de Paimio genera una atmosfera de paz absoluta por una arquitectura cálida en medio del bosque, constituyendo la condición fundamental para el proceso lento de curación y confianza y necesaria espera para tratar la enfermedad. Por ello, el color forma parte de los elementos los cuales son parte de una composición en la que se ha puesto toda la capacidad “para proyectar cuando era posible, con los medios del arte de construir, para el hombre pequeño, en este caso hasta infeliz y enfermo…” (Alvar Aalto,1951) [1], como decía él.


Bibliografía especifica
[1]AVOSCIUDAD, LA VOZ DEL URBANITA (2009) La arquitectura como instrumento de cura. Disponible en: http://www.avosciudad.com/1156-la-arquitectura-como-instrumento-de-cura [Consultado 27-05-2017]
[2]AALTO, ALVAR (1940) The Humanizing of Architecture. The Technology Review, Noviembre 1940, p. 14-15
[3]LE CORBUSIER (1925) L’art décoratif d’aujourd’hui. París: G. Crès
[4]AALTO, ALVAR (1926) De los escalones de entrada al cuarto de estar (Porraskiveltä arkihuoneeseen) 
Bibliografia general
SCHILDT, GÖRAN (2000) Alvar Aalto de palabra y por escrito. Madrid: El croquis
UNIVERSIDAD SAN SEBASTIAN (2009) Arquitectura para la salud: Edificios que curan. Disponible en: http://www.ipsuss.cl/ipsuss/analisis-y-estudios/arquitectura-para-la-salud-edificios-que-curan/2014-10-17/173847.html [Consultado 15-03-2017]
UNIVERSIDAD SAN SEBASTIAN (2009) Arquitectura para la salud: Edificios que curan. Disponible en: http://www.ipsuss.cl/ipsuss/analisis-y-estudios/arquitectura-para-la-salud-edificios-que-curan/2014-10-17/173847.html [Consultado 15-03-2017]
RUILOBA QUECEDO, CECILIA (2014) Arquitectura sanitaria: sanatorios antituberculosos. Madrid: Escuela Nacional de Sanidad
WIKIARQUITECTURA (n.d.) Sanatorio antituberculoso Paimio. Disponible en: https://es.wikiarquitectura.com/edificio/sanatorio-antituberculoso-paimio/ [Consultado 15-03-2017]
BUFETE TÉCNICO (n.d.) Sanatorio de Paimio. Disponible en: http://www.bufetetecnico.es/arquitectura/proyectos5/sanatorio_paimio.html [Consultado 15-03-2017]
AVOSCIUDAD, LA VOZ DEL URBANITA (2009) La arquitectura como instrumento de cura. Disponible en: http://www.avosciudad.com/1156-la-arquitectura-como-instrumento-de-cura [Consultado 27-05-2017]
“NONOMARTIN” (2012) Sanatorio antituberculoso de Paimio: La habitación del paciente. Disponible en: http://tresiyo.com/blog/2012/11/05/sanatorio-antituberculoso-de-paimio-la-habitacion-del-paciente/ [Consultado 27-05-2017]
CHAO, ENRIQUE (2006) El arquitecto que vino del frio. Construcción y Tecnología en Concreto. Enero 2006, p. 42-29
RUILOBA QUECEDO, CECILIA (2012) Arquitectura terapéutica: el sanatorio antituberculoso pulmonar. Tesis Doctoral. Universidad de Valladolid
DISEÑO Y ARQUITECTURA (n.d.) Sanatorio de Paimio (Alvar Aalto; Paimio; 1928). Disponible en: http://www.disenoyarquitectura.net/2009/04/sanatorio-de-paimio-alvar-aalto-paimio.html [Consultado 27-05-2017]
AV MONOGRAFIAS 66 (1997) Sanatorio antituberculoso. Arquitectura Viva. Julio – Agosto 1997. p. 32
ARQHYS (2012) Sanatorio Paimio de Alvar Aalto. Disponible en: http://www.arqhys.com/sanatorio-paimio-de-alvar-aalto.html [Consultado 27-05-2017]
Procedencia de las imágenes
[1]RENATO PAGNONCELLI (2015) Imagen aérea sanatorio de Paimio (fotografía). Disponible en: http://liberaassociazionedellaspada.blogspot.com.es/ 2015/08/larchitettura-della-poesia-1.html [Consultado 27-05-2017]
[2]SERRA LLUCH, JUAN (n.d.) Ville Savoye (fotografía). Disponible en: http://juaserl1.blogs.upv.es/movimiento-moderno-el-mito-del-color-blanco/ [Consultado 27-05-2017]
[3]ALEMEYN, ABDULAZIZ (n.d.) Weissenhof Estate (fotografía). Disponible en: https://es.pinterest.com/pin/517280707182947905/ [Consultado 27-05-2017]
[4]UNIVERSIDAD SAN SEBASTIAN (2014) Escalera de circulación Sanatorio de Paimio (fotografía). Disponible en: http://www.ipsuss.cl/ipsuss/analisis-y-estudios/arquitectura-para-la-salud-edificios-que-curan/2014-10-17/173847.html [Consultado 27-05-2017]
[5]GARNHAM, GABRIELLA (n.d.) Puerta sanatorio Paimio (fotografía). Disponible en: https://es.pinterest.com/pin/435371488960526451/ [Consultado 27-05-2017]
[6]ARRIOLA, LAURA (n.d.) Habitacion Sanatorio de Paimio – Alvar Aalto (fotografía). Disponible en: http://arqxarq.es/humanizar-el-escenario-sanitario-juli-capella-axa/ [Consultado 27-05-2017]